sábado, 30 de julio de 2022

Reflexión grupal sobre los Misterios ocultos ! 1ª parte



Un compañero del grupo propuso una reflexión interesante ,.

¿Por qué en la Jerarquía se presentaba a los Maestros y Choanes en cuerpos masculinos? ¿Por qué no en cuerpos femeninos? Y ¿por qué hasta cierta etapa muy cercana a nuestras generaciones, los Maestros tan solo aceptaban en Su Ashrama a discípulos encarnados del sexo masculino?
Quizás más de uno de vosotros os lo habréis preguntado e incluso habréis sacado conclusiones extraídas de los conocimientos esotéricos o de vuestras propias reflexiones.
Al entrar en el tema planteado empezaremos a profundizar cada vez más en nuestras mentes, hasta llegar a experimentar chispas de intuición. Se trata de relacionar la causa interna con los efectos o hechos externos a partir de los conocimientos adquiridos.
Empezaremos, partiendo del conocimiento de que en este 2º universo evolucionamos en la dualidad,.. Espíritu-materia, positivo-negativo, hombre-mujer, día y noche, bien y mal,etc. El porqué de esta dualidad es algo que tiene simbólicamente, sus orígenes en la “Respiración” del Logos solar, en el latir de Su corazón (la sístole y la diástole) cuyo movimiento vital se reproduce por completo en todo Su cuerpo de manifestación, además de los intervalos entre inhalación y exalación importantísimos en todo proceso creador e invocativo.
Sin perder el hilo de lo que íbamos descubriendo y la concentración que se produjo en el grupo, fuimos hallando algunas respuestas que nos planteaban nuevas preguntas y nos iban ampliando algo más la comprensión al utilizar la Ley de Correspondencia o de Analogía hermética.
El primer comentario que salió, fue, que todo ser que ha recibido la 5ª Iniciación y se ha convertido en un Maestro de Compasión y Sabiduría ya no es un hombre, sino que es un Ser Andrógino. Es un miembro del 5º Reino y no posee nada de materia densa en sus cuerpos, aunque en Su pasado formó parte del reino humano y encarnó en cuerpos masculinos y femeninos durante Su evolución, al igual como ocurre con cualquier alma encarnada. Cuando un Maestro precisa manifestarse en cuerpo físico, la mayoría de las veces, aunque aparente tenerlo, no deja de ser una ilusión visual, a no ser que esté encarnado por razones que tan solo Él conoce y posea un cuerpo físico denso. El cuerpo que se construye es una proyección físico-etérica de Si mismo denominado, . *Mayavirupa*
Todos los tratados ocultos dicen que casi siempre que se manifiesta un Maestro lo hace en cuerpo de hombre , pero ¿qué sabemos de un ser Andrógino que no posee sexo? Y de las formas que puede utilizar para manifestar Su presencia?... Pensamos que lo más probable y lógico es que la forma humana sea la más idónea que puede adoptar porque ha pertenecido al reino humano y además, es la manera más eficaz porque conoce las reacciones y respuesta que el ser humano puede tener ante Su Presencia.

Reflexionando nos fuimos a los principios de la creación de nuestro Sistema solar, sabiendo que el Logos tiene que desarrollar la plena autoconsciencia en todos los planos y subplanos de los (7x7=49) que existen.
Así es que para conseguirlo, Le fue preciso extraer dos aspectos de Sí mismo aparentemente opuestos y, sin embargo, complementarios, a fin de que, al volverse a unificar, produjeran el impulso evolutivo necesario para desarrollar Su Plan.
A estos dos aspectos de Sí mismo podemos darles distintos nombres, pero para comprender este tema en concreto los denominaremos, el principio masculino y el femenino de la creación. El Logos solar encarnó en este Sistema con el propósito de manifestarse y desarrollar la Consciencia y para hacerlo posible tuvo que aplicar la Ley de Atracción, que es la Ley del Amor o de la Dualidad. Estas dos energías diferenciadas que forman parte de Su cuerpo de manifestación, son las Mónadas Humanas, (el aspecto masculino- positivo) y las Mónadas Dévicas, (el aspecto femenino- negativo) de la naturaleza. Espíritu y materia separados en el tiempo con la finalidad de volver a reunificarse de nuevo con plena Consciencia de las experiencias adquiridas en cada uno de los planos y subplanos.
Estos dos grupos de entidades monádicas evolucionan paralelamente, el reino humano creando con el pensamiento y el reino dévico construyendo las formas que este les proporciona en distintos niveles de consciencia. Sin embargo, aún desarrollándose en una estrecha colaboración, cada cual sigue la evolución de su propio reino, además, no todas las jerarquías dévicas evolucionan colaborando con el reino humano. Estas mónadas son semejantes, por analogía, a lo que son los glóbulos rojos y los blancos que posee el ser humano en la sangre, cada cual cumpliendo su función vital; sin embargo, laborando estrecha y paralelamente unidos por una misma causa, a fin de transmitir la vida y proporcionar las formas que precisa la entidad encarnada.
Análoga y simbólicamente se dice que el Éter, del cual el Logos extrae la Sustancia para Crear, es la Sangre de los Dioses. Vemos, pues, que podemos equiparar las dos evoluciones humana y dévica con la misma función que realizan las células que contiene la corriente sanguínea humana. Descendiendo en la evolución veremos que la dualidad persiste constantemente, todo se divide y se subdivide a la vez. Cada grupo de estas dos Mónadas sigue su propia evolución cumpliendo su misión particular. Todo ser existente está hecho a imagen y semejanza de su creador, pues como ya sabemos "igual es arriba que abajo e igual es abajo que arriba" Todo lo que hacemos los seres humanos es lo mismo que hace el Creador en distintos estados de consciencia, aunque desde luego, salvando las grandes distancias que nos separan de un Dios.
Antes de encarnar como raza, la Mónada humana se divide en dos Egos, dos Almas que de forma alternativa van a encarnar, unas veces en cuerpo masculino y otras en cuerpo femenino. I aquí empieza la cuestión y el Misterio iniciático que subyace en esta división monádica y la posterior fusión andrógina.
De forma muy personal y cotidiana, se denomina "media naranja" a la pareja, ya sea del hombre o de la mujer, especialmente cuando nos encontramos solos y deseamos encontrarla… Sin embargo, estas ansias de encontrarla, son la causa de algo mucho más profundo, y es que aún sin saberlo, estamos buscando a nuestro complemento interno del cual nos separamos cuando surgimos del Padre, la Mónada espiritual, y la atracción que sentimos en distintos niveles por otro ser humano, significa que inconscientemente buscamos a nuestro otro Yo.
Toda entidad existente tiene "su otro Yo" el aspecto masculino o femenino busca su complemento, en cualquiera de los reinos de la naturaleza.
La investigación es necesaria y tarde o temprano nos dará las respuestas que anhelamos cuando estemos capacitados para comprender. Hay que investigar... no podemos ascender a una montaña si nos quedamos sentados en su base., ¿verdad? Hay que levantarse y empezar a andar. Sin prisas, pero sin pausas… Tened en cuenta que estamos investigando y que las conclusiones a que podamos llegar, siempre son verdades a medias que hay que seguir ampliando.
Haciendo referencia a los átomos permanentes y sabiendo que la Mónada se divide en dos Egos, surgen diversas preguntas: Por una parte, se dice que cada uno de los seres humanos o almas, a lo largo del largo trayecto evolutivo, se van alternando ciclos positivos y negativos, o sea, que nacemos 7 encarnaciones en cuerpo masculino y 7 en cuerpo femenino, repitiéndose estos ciclos durante infinidad de encarnaciones. Por una parte, se dice que existe un Átomo permanente para cada Ego y que todo cuanto hemos adquirido de consciencia está registrado en él. Pero cuando nos dicen que al dividirse la Mónada surgen dos Egos, uno masculino y otro femenino, entonces aquí hay un gran Misterio que no se ha revelado y la pregunta es esta; ¿si existen dos Egos, (masculino y femenino) también tendrían que existir dos Átomos permanentes, uno para la mujer y otro para el hombre?; sin embargo, la realidad es que forman un único Ser vibrando a distintas frecuencias vibratorias, uno como espíritu y el otro como materia...

Intentaremos atar cabos relacionándolo con el reino dévico...
El reino dévico es el aspecto materia, femenino, negativo, magnético y atrayente etc. Vemos que estamos hablando de un reino que no es el humano. De esta afirmación surge una nueva duda.
La mujer dentro de la dualidad humana también representa el aspecto materia, femenino, negativo, magnético o atrayente, etc. con las mismas características que corresponden al reino dévico en este sentido.
Esta similitud nos hace pensar mucho en tales coincidencias, ¿verdad?
La conclusión a que hemos llegado el grupo y es lógico que sea así, es que la mujer o aspecto femenino de la Naturaleza está mucho más vinculada al reino dévico que el hombre.(no me refiero al nivel evolutivo alcanzado, sino en general y como reinos de la naturaleza). También sabemos que cuando el ser humano recibe la 4ª Iniciación se convierte en un ser Andrógino y este ser es mitad Hombre y mitad Ángel. ¿Si en este proceso la dualidad hombre-mujer vuelven a fusionarse en la Mónada convertidos en un ser Andrógino, significa que el aspecto femenino de sí mismo se ha convertido en Ángel?
¿O ya lo era antes de dividirse?
Este es otro interrogante al cual no podemos contestar porque todo cuanto nos hemos planteado son secretos iniciáticos. Sin embargo -repito... hay que seguir investigando y no dejar jamás de hacernos preguntas, pues cada vez que nos preguntemos algo estamos sembrando una semilla y cuando se den las condiciones adecuadas germinará y saldrá a la luz.

Volvemos a la pregunta inicial.
¿Por qué en toda Logia, en la Jerarquía y en la Iglesia no se ha permitido, hasta el momento a la mujer, acceder a las enseñanzas profundamente ocultas ni pertenecer a sus Grupos internos?
Vamos a ver... Esotéricamente la mujer representa la materia y el hombre al el espíritu. Esta puede ser una de las razones por las que la mujer no se ha considerado digna ni preparada para recibir las energías superiores de una Orden Iniciática. (Tened en cuenta que estamos intentando dar respuesta a preguntas trascendentes y profundamente esotéricas, no hablamos de prejuicios ni discriminación alguna).
Fijaos que cada una de las tres razas ha desarrollado un cuerpo distinto en sentido ascendente. Por ejemplo: la raza Atlante desarrolló al máximo la sensibilidad, el deseo astral y el psiquismo. ¿Sabéis que la raza Atlante fue dirigida por un Matriarcado? Es evidente el porqué... pues simplemente porque el plano astral está regido por la materia y la mujer (en sentido esotérico) es materia. Al igual nos podemos preguntar por qué actualmente gobierna el mundo un Patriarcado?, la respuesta es diferente, pero similar, porque nuestra raza está desarrollando el cuerpo mental, el que permite la construcción del Antakarana que nos conecta con el Espíritu.
La próxima raza, la 6ª, será Andrógina, se habrá fusionado la dualidad, De ahí que en ciertas partes del mundo la mente, el conocimiento y la comprensión esotérica de la mujer esté o, se esté equiparando con la del hombre. Fuera de la manifestación formamos parte del Alma Una. En este estado no existen diferencia sexuales alguna.
La igualdad surgirá cuando la humanidad hayamos alcanzado el centro de equilibrio, cuando los pares de opuestos se fusionen, y hallemos de nuevo la Unidad en el plano Búdico.
Entonces habremos hallado nuestra,“media naranja”. La verdadera causa de la búsqueda de nosotros mismos.

Marta Parramon Elies





jueves, 28 de julio de 2022

Reflexión grupal sobre los Misterios ocultos! - 2ª parte

 


Comentarios

(Continuación de la 1ª parte)


Muchas gracias Marta, por poner en palabras tan profunda reflexión.
A medida que nuestra mente va profundizando cada vez más en estos misterios, se abre ante nosotros una nueva visión, un nuevo mundo y, seguramente, un nuevo camino que recorrer.
Ante tal profundidad parece que únicamente salen nuevos interrogantes…
Cuando hablamos del Ser Andrógino de 5ª Iniciación, ¿hablamos de la Jerarquía o ya de Shamballa? ¿Dónde se sitúa este gran Ser?
Parece ser de vital importancia, entonces, la relación que podamos establecer entre el Alma y la Mónada… Aunque de todas maneras, ¿no es el Alma humana un “átomo”, por así decirlo, de la propia Mónada?
Y aún más… Si la dualidad es la que rige nuestro universo de 2º Rayo, con la Ley de Atracción de la que hablas o Ley del Amor… ¿Toda manifestación estará regida por esta dualidad que a su vez da lugar a la Tríada?
Son muchos los interrogantes que surgen ante tema de tan enorme magnitud. Pero tal y como dices…, si vienen a nuestra mente y despiertan nuestra intuición es que una nueva puerta se está abriendo.
Un abrazo
Neus


Respuesta
El camino es Uno con distintas etapas que recorrer. Los interrogantes son eternos, no tienen límites, al igual que la perfección. Cuando un Arhad se prepara para recibir la 5ª Iniciación, abandona de forma definitiva el 4º reino y entra a formar parte de las Almas liberadas. Se ha convertido en un ser Andrógino y se dirige hacia la siguiente meta donde se le abrirá el portal de la 6ª iniciación y lo convertirá en un Choan.
Un Maestro de Sabiduría que ha recibido la 5ª iniciación, tiene acceso a Shamballa aunque todavía no es aceptado como miembro permanente hasta haber alcanzado la 6ª Iniciación. Esto significa que un Choan es un miembro del Reino de Dios, así como un Maestro es miembro de la Jerarquía, aunque en ciertas ocasiones especiales o cuando se celebra un Concilio, acuden los Maestros de la Gran Fraternidad, incluidos los Devas cuya evolución es similar a la de un Maestro o de un Choan, permitiéndoles la entrada a Shamballa.
En cuanto el Choan recibe la 6ª Iniciación, Su camino ya no está relacionado con la evolución planetaria. Es entonces cuando, después de cierto tiempo, se le presentan 7 Caminos, de entre los cuales uno de ellos es de Servicio a la Tierra y los demás ya no forman parte de nuestro planeta, como el que conduce hacia la evolución Angélica, y los demás, siguen incluso fuera del Sistema solar.
Los miembros de la Jerarquía sirven al Plan de Dios, aunque conocen Su Propósito, sin embargo, los seres afiliados a Shamballa trabajan para cumplirlo.
Todo estado de consciencia superior siempre incluye al inferior, aunque antes de ascender siempre debe demostrarse que se ha trascendido lo vivido y relegado al pasado.
Descendiendo en la escala evolutiva, aunque siempre dentro del Sendero, el discípulo que ha sido aceptado por el Maestro tendrá que haber desarrollado la intuición superior. Este es uno de los requisitos necesarios para ser dignos de recibir la 3ª iniciación, después de la cual, desarrollará rápidamente la consciencia monádica.
La meta del ser humano consiste en alcanzar la estatura de Su Ángel solar transformado en Mónada espiritual, entonces habrá renunciado a su individualidad porque ya no pertenecerá al reino humano; sin embargo, siempre que le sea necesario, podrá recorrer a los registros que guarda la Jerarquía desde el principio de los tiempos.
La Mónada es Espíritu, dividido desde el principio en dos aspectos de sí misma, a fin de cumplir la Ley universal de Dualidad y de Atracción y con el tiempo generar consciencia en los mundos que forman parte de todas las dimensiones del espacio.
Hablamos de las Mónadas y del Espíritu como algo lejano a nosotros y, sin embargo, aunque tengamos cuerpos físicos, somos el Espíritu manifestado en la materia, estamos aquí en cada instante y en cada pensamiento o sentimiento que experimentamos o sentimos.
Pensamos en otros planos o estados de consciencia superiores como algo lejano y, sin embargo, nos está envolviendo ahora mismo. Lo que ocurre es que los apegos hacia la materia, ciegan nuestros ojos internos.
Mientras exista este Universo en el cual se ha de desarrollar la plena autoconsciencia, la dualidad existirá, aunque progresivamente tenderá a unificarse de nuevo para dar a Luz al Hijo, el Aspecto Amor del Logos Solar.
Un fuerte abrazo


Respuesta de Neus.

Muchas gracias Marta,
Gracias a tu respuesta, vemos que los caminos de evolución son realmente diversos; vemos que el camino de perfección no tiene límite. ¿Cómo podría tener límite la perfección? ¿Podríamos decir entonces que es real, si tuviera un límite? El movimiento ascendente en espiral nos lleva muy lejos de nuestra propia conciencia para fundirnos con la Unidad, en un futuro aún muy lejano. Este movimiento nos impulsa cada vez con más fuerza, con más velocidad, hacia los confines de nuestra propia identidad...
¿Deberemos estar atentos, pues, al descubrimiento del camino que debemos andar; deberemos descubrir cuanto antes cuál es el siguiente peldaño que debemos subir?
Un abrazo,


Comentario de Olga.

Una vez subido un peldaño tras otro y sentirse firme en él, se nos abrirá una gran pantalla rodeada de cumbres, mares, tierras y otros elementos totalmente desconocidos que quizá nos hagan dudar de su verdadero destino, La magia de una mente serena. Y un amor glorioso nos hará vencer lo indeseable.
¿Estamos preparados para caminar entre la permanencia y la impermanencia de los grandes fragmentos y responsabilidades del Alma y el Espíritu? Pero si la mente habita en la serenidad y el Amor es radiante, esa gran pantalla nos mostrará el camino a seguir.
¿Estamos preparados para lo imprevisible?
Un Abrazo.


Respuesta

La evolución espiritual nos dirige en sentido ascendente buscando la Luz, al igual que lo hace la planta más humilde del bosque.

A medida que ascendemos en la escala evolutiva se expande la consciencia, se amplía la perspectiva y se acorta el karma del paso por este mundo.
La inseguridad y la indecisión nos hace sufrir, nos da miedo no saber a donde nos conduce el próximo paso que tenemos que dar para cumplir con los requerimientos del Alma. Este temor dejaríamos de sentirlo si en vez de preocuparnos por el futuro aprendiéramos a vivir intensamente el presente, nos daríamos cuenta de que lo importante es vivir "el aquí y ahora" pues si no damos respuesta a lo inmediato estamos viviendo constantemente fuera de tiempo sin percibir lo que el Alma nos está comunicando a cada instante.
La duda es lo que nos hace sufrir, pero si aprendiéramos a confiar en nosotros mismos y a ser espontáneos, desaparecería la angustia y nos sentiríamos felices y útiles en el servicio sin preocuparnos por el mañana, puesto que el mañana no existe.
La espontaneidad surge como un impulso del corazón, no es de la mente como en general se cree y esta es la razón de que, si amamos, si tenemos abierto el corazón de par en par, jamás volveremos a tener miedo. El día que la humanidad hayamos aprendido a amar incondicionalmente desaparecerán los miedos y en el mundo reinará la Paz.
Un fuerte abrazo

Marta Parramon Elies

viernes, 27 de mayo de 2022

Los Ángeles Solares, los Prometeos del Cosmos ! 2ª parte

 

Conferencia a cargo de Marta Parramon en la Sociedad Teosófica Rama Fraternidad de Breda, Catalunya (España) 2000

Los Hércules son aquellos seres humanos que han salido triunfantes de todas las pruebas a que han sido sometidos a lo largo de su existencia y se han ganado el derecho de ser poseedores del gran Misterio que se halla oculto en la venida de los Ángeles solares.

La mayoría de seres humanos que conocen la mitología la interpretan como algo fantástico e irreal. Sin embargo, podemos asegurar que si sabemos interpretar su simbolismo profundo nos sorprenderá la sabiduría que contiene.

Cuando los Ángeles solares descendieron a la materia para individualizar al hombre primitivo, sabían a lo que se exponían.

Han tenido que pasar más de 18 millones de años para que algunas almas encarnadas, muy pocas, hayan recibido la 4ª iniciación y liberado a su Ángel solar.

Las enseñanzas esotéricas nos hablan de la individualización y la venida de los Ángeles solares, esto lo sabemos en teoría, pero no existe una convicción real de su existencia ni sabemos que en nuestra esencia somos hechos a Su imagen y semejanza, que somos seres divinos revestidos de carne y huesos y que nuestra misión al descender a la Tierra consiste en redimir la materia. ¡Redimir significa Liberar!

Este es el principal motivo del conflicto en que nos vemos sumergidos la mayor parte de nuestras vidas, mientras llevamos adelante la evolución dentro del reino humano. La identificación con las demandas de la personalidad es tan grande, que estamos convencidos de que nosotros somos nuestros cuerpos,. Depende de la etapa evolutiva alcanzada, así será la densidad de la materia de que estén hechos los vehículos que utilizamos.

Cuando estos conocimientos dejen de ser una teoría y seamos capaces de demostrar en la práctica que la consciencia individual es una ilusión de la personalidad, entonces la evolución se acelerará grandemente e iniciamos el camino de Retorno a la Casa del Padre, "la Mónada Espiritual" de donde salimos millones de años atrás, descendiendo a los bajos mundos de la materia para adquirir plena Consciencia y llevar a cabo el Propósito del Logos solar.

En todo este proceso de descenso a la materia, se van oscureciendo en la memoria nuestros orígenes divinos. Perdiendo la noción de Quienes somos, hasta que al paso de muchísimas encarnaciones, de fracasos, experiencias y lecciones aprendidas aparecen ante nuestra existencia las pruebas que nos obligan a decidir entre el camino de la derecha o el de la izquierda.

A partir de aquí empezamos a comprender el porqué del impulso que, como Almas, se produjo al descender al reino humano y aunque todavía no seamos plenamente conscientes de ello, es el Servicio y la plena colaboración con la Hermandad Blanca, como Redentores de la materia.

En tanto evolucionamos como almas humanas, la fuerza atrayente del Ángel solar nos conduce hacia la liberación, a expansiones de consciencia sucesivas que nos revelan nuevas etapas del camino y misterios que únicamente son revelados al recibir las distintas iniciaciones. Sin embargo, nada es gratuito, nos lo hemos ganado a pulso, por la entrega, el olvido de nosotros mismos, el Amor, la Compasión y el Servicio desinteresado que prestamos al mundo.

Cada vez que experimentamos una gran expansión de consciencia, previamente también ha sido necesaria una gran renuncia personal. Puede parecer algo muy duro y difícil de realizar, pero cuando nos llegan las pruebas y tenemos que demostrarlo, generalmente es porque estamos preparados para dar el paso definitivo que nos conducirá al reino superior, y no podemos entrar en el reino de las Almas liberadas de la materia, llevando a cuestas lo que nos ha mantenido prisioneros durante milenios.

Toda la vida desde los principios de la evolución como humanos, está sembrada de renuncias. Renuncias de conveniencia personal o impuestas por el karma, o renuncias previas a la vida iniciática.

Cuando se ha llegado a la etapa del discipulado se invierten los valores y aunque la vida personal sea atrayente, debemos decidir si escogemos el camino que nos mantiene apegados a la materia o el camino de la liberación. Ya no se trata de una decisión personal, sino del llamado de la propia Alma que ha redimido la materia de los cuerpos y si la personalidad se hace dócil a sus requerimientos, podrá manifestarse plenamente por medio de ella.

Cuando hablamos de la redención de la materia nos estamos refiriendo a los elementos, a los elementales de que están compuestas las formas de toda la Naturaleza. Se trata, pues, de elevar la vibración de estas entidades elementales a fin de conducirlas al reino de los Ángeles, pues cuando el ser humano se libera también libera o redime la materia de sus cuerpos.

Aunque el discípulo decida dar un paso hacia adelante en el Sendero de iniciación, la personalidad seguirá existiendo, pues esta ha de ser el instrumento que como Alma utilizará mientras esté encarnada para contribuir a llevar a cabo la evolución.., el Plan del Logos aquí en la Tierra.

Esto no significa que deba vivir apartado del mundo, aparentemente puede parecer un ser humano común, sin embargo, su actitud ya no será la de una persona corriente" Por sus frutos los conoceréis". Su consciencia ya no se enfocará en satisfacerse a sí mismo, sino que vivirá para el bien de la humanidad, sea cual sea el sector donde se desenvuelva su vida.


Marta Parramon Elies


Comentarios:

Muy interesante y muy bonito. Solo queda tomar la decisión de dar un paso hacia adelante para convertirnos en el Hércules (incansable luchador) en busca de su Prometeo, es decir, de su propia esencia, identidad y origen.

¡Así pues, seamos aquello que realmente Somos!


Respuesta:

Esta es la cuestión

Atrevernos a dar este paso hacia adelante, el más difícil de todos, pero al mismo tiempo el más importante, porque nos ayuda a romper las cadenas que nos mantenían presos en la esclavitud y la ignorancia.

En realidad, las cadenas únicamente existen en nuestra consciencia, pues cuando damos el paso definitivo que nos libera descubrimos que únicamente era una ilusión de nuestra mente.

Los apegos a la vida y a todo cuanto representan son la auténtica prisión que hemos construido y que estamos alimentando a lo largo de nuestra existencia.

Tal como dices tú, "seamos realmente aquello que Somos" desapeguémonos de todo cuanto nos condiciona y no nos permite ser Nosotros Mismos.

Gracias!

Un abrazo


Comentario:

La llave Maestra de la Gran Sabiduría eterna.

La a gran virginidad subida a los altares.

Gracias


Respuesta:

Todos llevamos dentro esta semilla que ha de convertirnos en Prometeos, pero antes tendremos que haber experimentado en la densidad de la materia para adquirir plena consciencia en todos sus niveles. Al olvidarnos de nosotros mismos, nuestra consciencia dejará de ser individual y se expandirá para abrirse a una realidad superior donde únicamente existe Unidad y Consciencia Grupal, que, en definitiva, es la Consciencia del Alma.

Un abrazo..


lunes, 9 de mayo de 2022

Los Ángeles solares, los Prometeos del cosmos 1ª parte

 



Conferencia a cargo de Marta Parraron en la Sociedad Teosófica Rama Fraternidad de Breda, Catalunya (España) en el año 2000


Antes de iniciar el tema quisiera aclarar algo sobre los nombres que las distintas filosofías esotéricas dan al Ser Causal, a fin de que no se interprete equivocadamente.
El Ángel solar, el Yo superior, el Ego y el Alma (que en este blog escribimos con mayúsculas) son la misma Entidad
Sin embargo cuando nos referimos al alma humana en época de crecimiento o al ego, (escritos con minúsculas) hacemos mención a la personalidad en evolución.
...
1ª parte

Es preciso saber que la consciencia empieza a desarrollarse desde el principio de los tiempos, desde que el hombre-animal recibe la iniciación de la individualización y hasta no haber adquirido la autoconsciencia ha tenido que pasar miles de encarnaciones.
Al principio de la evolución no somos conscientes de ser individuos, únicamente reconocemos al grupo que nos rodea y con el cual nos identificamos, al igual que lo hacen las ovejas con el rebaño que actúan por instinto.
Pero a medida que encarnamos una y otra vez, las experiencias vividas nos abren la capacidad de darnos cuenta de que nuestros actos producen una reacción en nuestro entorno más o menos cercano. Entonces empezamos a aprender de nuestros errores y de nuestros aciertos. La consciencia se va ampliando y la perspectiva de la vida, la relación con los demás y la comprensión de quienes somos cambia sensiblemente, porque el intelecto está despertando.
Pasado un largo período de tiempo cuando la mente asciende de un sub plano a otro y se integra la personalidad, surge en nuestro interior una gran inquietud que nos impulsa a buscar respuesta a los interrogantes trascendentes que nos vamos planteando.
Hasta aquí hemos tenido que vivir infinidad de encarnaciones y experiencias que nos han permitido crecer en consciencia.
Una de las preguntas que quizás nos habremos planteado es esta. ¿Qué relación existe entre la mente, la consciencia y el alma?
A medida que desarrollamos la capacidad mental cada experiencia vivida nos amplía la consciencia y la pequeña semilla que en el proceso de individualización depositó en nuestra mente instintiva el Ángel solar, va creciendo y transformándose en un alma humana, hasta que llega el momento cumbre en que se convierte en un Ser igual al que le dio la Vida, en una Alma liberada.
Así pues, la mente concreta, la consciencia y el alma humana avanzan tan estrechamente unidas, que podríamos decir que son una y la misma cosa.

Riéndonos a épocas remotas cuando el Logos decidió crear, puso ante cada uno de los reinos de la Naturaleza un modelo de perfección, un arquetipo hacia el cual todos nos dirigimos, impulsados por la fuerza atrayente de su divinidad.
Dicho modelo de perfección es un faro de luz que nos ilumina el camino y nos señala la meta a alcanzar. Para el ser humano este Ser divino es el Ángel solar, nuestro Yo superior y si estamos muy atentos podemos percibir Su presencia en nuestro interior, tan solo hay que aprender a escuchar... "La Voz de la Consciencia"
Desde el momento en que el aspirante espiritual sabe de la existencia de su Yo superior, empieza una etapa de observación más profunda, un autocontrol y la renuncia de diferentes aspectos de sí mismo que ha ido acumulando a través del tiempo y ha modelado su consciencia tal como es en la actualidad.
Durante la construcción de la personalidad acumulamos bienes, creencias, conocimientos, ilusiones y recuerdos. Pero ahora el proceso es a la inversa, estamos iniciando una nueva etapa del camino y las experiencias vividas y lo acumulado en el pasado debe ser dejado atrás como algo trascendido y que sin embargo nos ha servido de eslabón para poder acceder a nuevos campos de percepción y realidades internas.
Es ahora cuando nos preguntamos quienes somos en realidad. ¿Quien es el Ángel solar y que representa para la evolución del ser humano?
La Mitología nos habla de Prometeo el Ángel solar y de Hércules, el Discípulo Triunfante
Fijaos bien en el significado esotérico que contiene este mito, porque nos presenta al Ángel solar como el Ser superior que por amor y compasión hacia la humanidad se sacrifica a sí mismo, y al discípulo, . Que una vez ha alcanzado la altura del Ángel lo libera.
*
Prometeo era un Titán perteneciente a la raza de los gigantes que por entonces habitaban la Tierra. En aquella época los Titanes estaban en guerra con Zeus, el Padre de los Dioses.
Como Prometeo poseía el don de ver el futuro, vio que si se aliaba con Zeus acabaría con la guerra y además él saldría ganando.
Así lo hizo y una vez aliado con Zeus, este lo admitió en Su reino como un semi-dios pues él era también hijo de los hombres. A partir de entonces su morada fue el Olimpo donde conoció a la esposa de Zeus, Palas Atenea (la Diosa de la Sabiduría) que estaba embarazada. Cuando llegó el momento del parto Atenea estaba sola y precisaba ayuda. Prometeo que era compasivo y la veía sufrir la ayudó en el parto y la Diosa agradecida le enseñó matemáticas, arquitectura, música y todas las maravillosas ciencias y artes que ella conocía.
Habiendo adquirido toda esta sabiduría Prometeo observaba a sus hermanos los Titanes que él había abandonado en la Tierra al aliarse con Zeus y entonces sintió dentro de sí como una gran tristeza al darse cuenta de lo injusto que era que a ellos no se les diera la oportunidad de salir de la ignorancia y poder llegar un día a ser sabios como él. Los vio sumergidos en la oscuridad sin saber resolver sus problemas ni aliviar su dolor, llenándose entonces de una profunda compasión.
Entonces tomó la decisión de ayudarlos, pero antes tendría que hablar con Zeus y pedirle permiso para llevarles el Fuego de la mente que los dioses custodiaban celosamente.
Cuando habló con Zeus la respuesta fue unNo rotundo y contundente, diciéndole a Prometeo que no consentiría que los hombres poseyeran el Fuego de la Mente porque entonces llegarían a ser dioses como ellos y esto no estaba previsto en Sus planes, ya que entonces poseerían Su mismo Poder.

Pero Prometeo que era un gran rebelde no se rindió, sin embargo antes de tomar una decisión quiso ver el futuro que le esperaba si desobedecía a Zeus. Se vio a sí mismo castigado habiendo perdido su posición privilegiada actual y padeciendo un gran tormento. Sin embargo pudo más el amor y la compasión que sentía por sus hermanos que la gloria que poseía en el Olimpo. I haciendo caso omiso de la negativa de Zeus le robó el Fuego de la Mente y lo entregó a sus hermanos los Titanes, a fin de que pudieran desarrollar aquellos conocimientos y sabiduría que él había recibido de Palas Atenea.
Zeus enfurecido mandó que lo lanzaran a la Tierra y lo encadenaran en una roca para toda la eternidad, además debería sufrir el terrible tormento de que su hígado fuera devorado de día por los buitres y de noche le volviera a crecer eternamente, sin morir jamás. Pero Prometeo que tenía el don de ver el futuro, sabía que el tormento no sería eterno, pues sus hermanos los hombres Titanes desarrollarían el don divino que él les dio y se transformarían en semi- dioses al igual que Él, llegando a ser plenamente conscientes de Su existencia y entonces lo liberarían de Su sacrificio y sufrimiento.
Cuando un ser humano llega a la etapa en que sacrifica su vida personal porque ama más a la humanidad que a sí mismo, entonces libera al Ángel solar de Su sacrificio. Este ser humano es el Hércules, el Discípulo Triunfante que se ha convertido en un Hombre-Dios.


Marta Parraron Elies



Comentarios


Siempre intuí que la mitología estaba muy ligada a la espiritualidad, a los misterios... Nos han dejado un enorme legado de sabiduría, hay que entender y estudiar, separar la paja del trigo y tener humildad cuando nos equivocamos.
Gracias, querida Marta por tu maestría y ayuda desinteresada al hacernos comprender estas Verdades.
Un fuerte abrazo.

Respuesta

                                                                                                                          Así es!. Este mito se refiere a la evolución del Alma encarnada en cuerpos humanos. Su significado es totalmente esotérico.

Si no conoces el mito sobre "La Caverna" de Platón, te recomiendo leerlo, es extraordinaria y muy significativa la forma en que explica la identificación del Alma con la forma cuando está sumergida en la oscuridad y empieza a entrever la Luz.
Gracias por tu compañía y amabilidad.
Un fuerte abrazo

Comentario

Gracias Marta por tu detallada explicación de la analogía de Prometeo y el Ángel Solar y por tomarte el largo tiempo en traducir al Español una de tus interesantes conferencias.

Nada puedo decir más que agradecer tus artículos y comentarios de los mismos (como siempre).
Un fuerte abrazo


Respuesta
La rebeldía que manifiesta Prometeo (el discípulo iniciado) cuando su mente superior domina la vida de emociones y deseos y el amor se ha convertido en la tónica de su vida, es muy distinta de la rebeldía personal de quien desea libertad para no verse obligado a asumir responsabilidades o hacer lo que le venga en gana.
La Libertad es un don del Espíritu, al igual que lo es la Ley de Sacrificio, pero no es gratuita, nos la tenemos que ganar con duro esfuerzo asumiendo la responsabilidad espiritual que nos corresponde como partes integrantes del reino humano.
Aunque parezca una contradicción, el sacrificio de la personalidad nos hace libres, porque nos libra de las cadenas que nos mantiene atados a la materia.
Cuando llegados a cierta etapa avanzada en el camino nos negamos a seguir la ruta que nos señalan los demás porque entonces deseamos encontrar respuestas por nosotros mismos y descubrir la propia esencia, entonces empezamos a reconocernos como seres creadores que podemos extraer de las Arcas Jerárquicas aquellas verdades que deberán ser reveladas a la humanidad.
Aunque la filosofía esotérica pueda parecernos muy complicada cuando somos principiantes, en realidad es algo tan simple que una vez hemos adquirido el conocimiento de sus enseñanzas nos ocurre lo mismo que a un músico con su instrumento; al principio tiene que conocer la técnica, estudiar solfeo y practicar muchísimo, pero llega un día en que de repente coge el instrumento y sin pensar absolutamente en nada de lo aprendido, empieza a tocarlo con gran maestría. El instrumento y él se han compenetrado de tal forma que al entrar en contacto surge la inspiración y la belleza de la música que lleva en su interior.
Gracias por tu fiel compañía
Un fuerte abrazo

Comentario
La Renuncia es el arte más bello a desvelar para hacer y conquistar la Gran Justicia Divina.
Trabajar los 12 trabajos de Hércules es Dios en acción ascendiendo a la Gran Cima.

Respuesta
Yo diría que la Renuncia es lo más difícil de llevar a la práctica. Si no fuera porque nos resistimos a dejar atrás todo cuanto hemos sido y adquirido, en el mundo reinaría la paz y el orden.
Has nombrado la Justicia y precisamente por esta resistencia a renunciar es por lo que se tiene que aplicar.
La justicia es la aplicación de la Ley por los Señores del karma. La evolución es movimiento constante y nada de lo que vaya contra corriente o se paralice pasa desapercibido por Ellos. No podemos detener la evolución y aunque seamos inconscientes de ello nuestros apegos a lo adquirido son un obstáculo que entorpece el normal avance evolutivo de la humanidad.
La experiencia nos enseña, pero los seres humanos tenemos que tropezar muchas veces con la misma piedra para darnos cuenta de que la paz que buscamos está en nuestras manos poderla alcanzar. La desdicha o la felicidad depende más de nosotros mismos y de nuestra actitud ante la vida que de los factores externos.

Gracias, amigos.

jueves, 24 de marzo de 2022

El discipulado consciente!

 


En el año 1945 Alice Bailey dio a conocer al mundo las enseñanzas del Maestro Tibetano, mostrando a la humanidad avanzada que existía un camino superior y que de seguirlo la conduciría a la liberación. Por aquel entonces en todo el mundo únicamente había 400 discípulos encarnados consagrados al servicio de la Jerarquía, la gran mayoría de ellos en cuerpos masculinos. Imaginad lo insignificante que era este pequeño grupo entre tantos millones de almas encarnadas. Sin embargo, durante los años transcurridos hasta el presente y por el hecho de estar produciéndose un cambio de era y de energías, se han sucedido varias generaciones de almas que han encarnado a la par en cuerpos femeninos y masculinos, lo suficientemente capacitadas espiritualmente para preparar la Venida del Instructor del Mundo, inaugurar la nueva era y dar a conocer a la humanidad que existe otra forma de vivir basada en unos valores eternos que conducen a la armonía, al orden y a la verdadera paz y fraternidad mundial. 

El Plan que los Maestros llevan a cabo por medio de Sus discípulos consiste en dar un impulso a la evolución espiritual planetaria y dirigir las consciencias hacia una nueva dirección, pero este proceso únicamente será posible si la humanidad despierta de su letargo. Es por este motivo que los aspirantes y discípulos predispuestos a servir son entrenados en los grupos internos de la Jerarquía, a fin de que se capaciten para despertar las consciencias e introduzcan Luz en las mentes y Amor en los corazones de aquellos seres humanos que tan solo necesitan un estímulo superior para decidirse a dar el paso definitivo hacia el Sendero de Retorno. Aunque a un aspirante al discipulado se lo instruya sobre los principios fundamentales de la Sabiduría Eterna, también se le pide que actualice las enseñanzas de forma voluntaria y creativa según sus capacidades, y las adapte a la etapa actual evolutiva que la humanidad ha alcanzado, mental y espiritualmente. 
Hoy en día ya no se pueden impartir las enseñanzas como se hizo en el pasado. Los discípulos de la era de Piscis vivían una vida mística alejada del mundo, regidos ciegamente por dogmas y supersticiones impuestas por las enseñanzas y fanatismos religiosos, y aunque su devoción fuera muy elevada y lo sintieran en su ser más profundo, todavía estaban orientados astralmente. Ellos se sentían como el rebaño siguiendo al Pastor. Todas las enseñanzas esotéricas sobre la Sabiduría Eterna siempre deben ser fieles a sus Principios, pero si no se adaptan a la evolución mental y espiritual alcanzada por la humanidad avanzada del tiempo que les ha tocado vivir están destinadas al fracaso. Los aspirantes y discípulos aceptados hoy en día deben convertirse en faros de Luz, son almas lo suficientemente adultas como para hacerse preguntas y respondérselas por sí mismos, de manera que se hagan responsables de las enseñanzas que imparten sin tener que importunar al Maestro para que les diga constantemente de que manera y donde deben servir. 
Si el Maestro nos da un servicio es porque confía en nosotros y sabe que podemos realizarlo. Al principio cuando nos comprometemos a servir, nos da miedo equivocarnos, decir algo incorrecto o que no se ajuste a las enseñanzas recibidas porque tememos no haberlo comprendido. Sin embargo, este es un proceso normal, el aprendizaje es necesario y podéis estar seguros de que incluso los Maestros que en su día fueron aprendices de discípulos también se equivocaron, pero es así como se aprende y es así como nos formamos y un día podremos llegar a ser Maestros.
Actualmente, la gran mayoría de servidores, aún habiendo entrado en las enseñanzas esotéricas, siguen siendo devocionalmente místicos y de esto un observador más avanzado puede darse cuenta al ver la forma que tienen de impartir las enseñanzas. En realidad no pueden afirmar que son ocultistas en el sentido más profundo de la palabra. Un ocultista se forma cuando el amor devocional del místico, generalmente dogmático, y la mente superior intelectual, se fusionan. De ahí la necesidad de ser nosotros mismos, de extraer de nuestro interior toda la comprensión adquirida (no me refiero al conocimiento sino a lo que este ha despertado en nuestro ser). Es entonces cuando la mente superior y el amor unificados dan vida al nuevo Hombre. 

Las tendencias de los Rayos pares, impulsan al Alma en evolución hacia el aspecto devocional y religioso, así como los Rayos impares son de tendencia más mental y científica. (Los dos grupos se rigen por la Ley de dualidad, al igual que todo lo creado en este segundo universo) Durante una larga etapa evolutiva parece haber una gran distancia entre ambos; sin embargo, la evolución los va acercando paulatinamente hasta que bien entrados en el Sendero del discipulado se produce la fusión. Ninguno de los dos puede alcanzar la liberación por separado. Ya no son místicos ni tampoco ocultistas, son seres cuya sabiduría los ha conducido a la plena consciencia de Unidad esencial de la que forman parte. 
 
Es necesario estar bien preparados para el servicio porque la situación planetaria es acuciante. Acuario es La Era de las Comunicaciones, tanto internas como externas y su finalidad consiste en unificarnos en todos los sentidos con el resto de la humanidad y también más estrechamente con los demás reinos sub humanos, especialmente con el animal. Cuando un reino da un paso adelante, los inferiores también lo dan. Esto nos da a entender que los apegos deben ceder el paso al altruísmo, al desprendimiento, a la consciencia de fraternidad y la capacidad de compartir. Las teorías y la dependencia pertenecen a la consciencia de la era anterior, es necesario ser prácticos y que los conocimientos adquiridos dejen de ser una teoría para de esta forma estar preparados para poner los cimientos del edificio que habrá de sostener la nueva civilización. Acuario ha de manifestar el Espíritu encarnado en la materia. Es una era práctica y la humanidad tenemos que empezar a asumir nuestras responsabilidades pensando en el bien común, no únicamente en una pequeña parte. 
En las obras de cada día y en todas las relaciones que establezcamos allí donde el destino nos lleve, no intentando inculcar nuestros conocimientos, sino dando ejemplo, amando sincera y desinteresadamente. El verdadero servicio consiste en despertar las consciencias y el Amor demostrado de manera inteligente es lo único que puede despertarlas, de manera que cada cual siga el camino que le señale su Alma sin imposición de creencia alguna. Cuando desarrollamos la mente superior y el verdadero Amor descubrimos que el Dios que hemos adorado, quizás durante varias encarnaciones, no está fuera de nosotros tal como nos enseñó la religión. 

Muchísimos seres humanos han dado la vuelta al mundo e ido a los confines de la Tierra buscando al Maestro para que le instruya sobre los grandes Misterios y como establecer contacto consciente con su Alma, sin saber que el Maestro y el Alma son Uno y además no son humanos. Ellos pertenecen a un Reino superior del Cual nada sabemos, trascendieron esta etapa hace quizá, miles de años. Además, que cuando el discípulo está preparado para recibir el reconocimiento del Maestro, es Este Quien se acerca al disccípulo, no a la inversa. 
Cuando buscando al Maestro hayamos dado la vuelta entera al mundo nos hallaremos de nuevo en el punto de partida. Esta era la meta que perseguíamos, porque Dios, El Alma y el Sendero se hallan en nuestro corazón y es aquí donde deberíamos buscarlo, no en lo externo a nosotros. 
La causa de nuestro caminar por la vida buscando respuestas en los conocimientos religiosos o esotéricos no es más que añoranza, el recuerdo inconsciente de nuestros orígenes divinos a los cuales deseamos retornar. Estemos atentos a nuestros actos, pensamientos, deseos e inspiraciones superiores, pues ellos nos dirán a cada instante donde tenemos enfocada la consciencia. 
Cuando en vez de pedir sintamos la necesidad de dar lo mejor de nosotros mismos sin esperar reconocimiento alguno, habremos dado el paso definitivo en el Sendero de Retorno y nos habremos convertido en verdaderos servidores de la Gran Fraternidad Blanca. Este cambio en la consciencia nos indica que ha llegado a nosotros el llamado del Alma. Con el tiempo, la meditación y el servicio nos reconocemos como seres divinos, descubrimos el porqué hemos encarnado, el servicio que debemos prestar y cuál es el grupo egoico al cual pertenecemos. Las preguntas y la incertidumbre sobre nuestra procedencia egoica, el servicio que debemos prestar, cómo, donde y de que manera, son una duda constante en las primeras fases del discipulado. No penséis que todos los seres humanos avanzados espiritualmente, como puede ser un discípulo e incluso un iniciado, saben con certeza desde su juventud para que ha venido al mundo. Si estudiáis la vida de los grandes Iniciados que han encarnado en cuerpo físico, veréis que muchos de ellos para saber Quienes son, han de pasar varios años de su vida, antes no despiertan la plena consciencia y comienzan el Servicio que han venido a prestar. Quizás todavía quedan residuos kármicos en su consciencia pendiente de encarnaciones anteriores que deben ser trascendidos. También puede ocurrir que deba esperar a que se produzcan ciertos aspectos planetarios en los cielos que favorezcan con sus energías la misión que ha venido a cumplir. 
Un aspirante al discipulado debe saber cuáles son sus líneas de rayo, especialmente el rayo del Alma y el de la personalidad, porque esta última ha de convertirse en su instrumento. De esta forma, además de saber cuál es su Sendero y de donde procede como parte de su grupo Egoico, sabrá de qué equipo personal dispone como instrumento del alma, que le servirá para llevar a cabo el servicio que le sea asignado por el Maestro. Seguramente muchos de vosotros sabéis que existen 7 Grupos egoicos, cada cual respondiendo a uno de los siete rayos. Nuestra procedencia parte de uno de los Señores de Rayo y de un planeta Sagrado, por lo cual estudiando las características de los 7 rayos, observándoos a vosotros mismos y agudizando un poco la intuición, podréis averiguar quien es vuestra familia espiritual, cuáles sus características y la clase de servicio que estáis destinados a llevar a cabo. Puede ser en la política, en la educación, en la filosofía, en el arte, la ciencia, en la religión o en algún sector social donde debáis aplicar el orden o hacer reformas. Esto no significa que el destino os tenga que llevar a ocupar un cargo de relevancia social o de cualquier otro orden, podéis ser aspirantes, discípulos aceptados e incluso iniciados, vivir una vida de familia aparentemente común y pasar desapercibidos. Sin embargo, quienes hayan adquirido cierto nivel de sensibilidad espiritual sabrán reconoceros, " Por sus frutos los conoceréis". 

 Marta Parraron Elies 

 Comentarios 

Es muy difícil para quien no tiene la intuición mínimamente desarrollada poder percibir cuáles son sus rayos, puesto que en cierto modo todos nos afectan y a todos respondemos, seamos conscientes o no. Es uno de los problemas que se plantea (imagino) a quienes desean conocer sus rayos, puesto que se ha de tener una personalidad bien integrada o un alma que predomine con fuerza en el individuo, para que se distinga sin ninguna duda sus rayos. Es parte del juego de la vida, experimentar, probar, errar o acertar, y así ir progresando, pero no deja de ser un aspecto, este el de los rayos, que si se supiese con exactitud, podría ayudar. Respuesta Sabemos que nuestro universo es septenario, por lo que las energías de los siete rayos que son la manifestación de Siete Grandes Constructores procedentes de las estrellas de la Osa Mayor, penetran en el sistema atraídos por el Logos a fin de poder llevar a cabo Su Creación. Sin embargo, al igual que toda entidad microcósmica, el Logos posee una característica particular de rayo que le da una cualidad propia y distintiva. En este caso como Alma, es la del 2º Rayo de Amor y Sabiduría. Una vez las ha asimilado y cualificado con Su Rayo de Amor las expande a través del aura solar hacia los confines de Su círculo infranqueable. La analogía es perfecta si sabemos ver que cada entidad solar o humana, poseemos siete centros o chacras. Las energías "viajan" por el espacio compenetrando todo cuanto existe sin detenerse jamás. Cuando hacen impacto en nuestros vehículos, producen cambios y alteraciones más o menos perceptibles, trastocando nuestros estados de consciencia, haciendo resaltar, a veces de forma trascendente nuestras tendencias personales o egoicas. Estén despiertos o no, los chacras distribuyen las energías para vitalizar todo el organismo. El tipo de energías a que responda cada uno de ellos vendrá dado por la línea de rayo egoico, personal, astral o físico., por su karma o estado evolutivo y según el signo solar que haya nacido le regirá las energías de un planeta u otro y un elemento determinado. También sabemos que los chacras por encima del plexo solar cuando son activados por las energías de rayo, despiertan estados de consciencia superiores en el ser humano. Los chacras que tienen más activos la humanidad común son los inferiores al diafragma, lo cual revela al clarividente el nivel evolutivo del individuo en cuestión. Los chacras principales en esta etapa evolutiva logoica son los planetas sagrados. En la religión católica son llamados "Los Siete Espíritus ante el Trono de Dios". Pero aunque recibimos todas las energías de rayo no significa que seamos receptores a todas ellas. En primer lugar, porque en el momento de individualizarnos penetró en nuestra alma infantil la energía de rayo de nuestro Grupo Egoico, un subrayo monádico de nuestro Ángel solar. Este rayo regirá nuestra evolución humana hasta el día en que entremos en el quinto reino y liberemos al Ángel. A partir de entonces sabremos cuál es nuestro rayo espiritual Monádico porque habremos ascendido al nivel del Ángel solar. Al rayo de la personalidad únicamente se responde si el individuo está integrado, pues generalmente un aspirante espiritual regido por sus deseos, el rayo que más predominará en su vida será el de su cuerpo astral. Si somos conscientes del rayo al que pertenecemos como almas, también sabremos cuál es el de nuestra personalidad y aún más el rayo del cuerpo astral, pues lo superior siempre incluye lo inferior. Hay que profundizar y ser constantes en el estudio y la observación si realmente estamos interesados en descubrir quienes somos, de donde venimos y hacia donde nos dirigimos, pues al hacerlo sabremos con exactitud cuál es nuestro Sendero, para que servicio estamos capacitados y cuál es el propósito de nuestra Alma. Además, sabremos de qué planeta sagrado procedemos como grupo egoico. 

Pregunta 

Cuando los siete rayos estén en plena armonía, veremos este gran cambio en favor de la humanidad. Cuando esto suceda habremos llegado a la edad adulta. Seremos Almas en Irradiación… En el Servicio prestado la inquietud hace que nos movamos y lleguemos a liberarnos. 

Respuesta 

Toda vida existente es el resultado del trabajo constructor de los 7 rayos. Nos transmiten con su vibración particular una cualidad propia a cada uno de los cuerpos que utilizamos; el físico, emocional, mental... Cuando estos tres rayos se sintetizan, surge un rayo más potente, el de la personalidad, que predominará a partir de entonces con más fuerza para ir dando paso al rayo del Alma. Más adelante el rayo personal y el causal, también se sintetizarán y entonces descubriremos cuál es la Fuente de donde surgimos y cuál es nuestra primordial vibración espiritual, el Rayo Monádico. Pero cuando todavía somos aprendices no sabemos usar estos maravillosos instrumentos que nos llegan a través del Logos solar. Aunque cada uno de los siete rayos confiere una cualidad propia que le caracteriza, en realidad la energía es neutra. Podemos poner un ejemplo; es lo mismo que cualquier instrumento sofisticado que llegue a las manos de un niño sin experiencia. Si no sabe como utilizarlo puede hacerse mucho daño o causar algún desastre. Sin embargo, a medida que nos vamos haciendo "adultos" aprendemos a emplearlo, pudiendo realizar con él grandes y magníficas obras de arte. No son las energías las que nos traen desarmonía, sino que somos los seres humanos quienes no sabemos adaptarnos a ellas. El único Sendero que nos conduce a los pies del Maestro y a la Iniciación es el Servicio. 

 Un fuerte abrazo

La Teosofía en la Nueva Era !